APP EOL para móvilesAPP EOL para iOSAPP EOL para Android
NOCHES EN LA ESCUELA
Biblioteca
 

24 de Abril de 2013 | 21:00 hs.
Primera noche de Biblioteca
Presentación de Los cursos psicoanalíticos de Jacques-Alain Miller: La fuga del sentido

Reseña de María Eugenia Cora
Marcelo Castagnoli

Reseña de Primera Noche de Biblioteca

En esta Primera Noche de Biblioteca del año, M. Wons situó el curso La fuga del sentido, el número 12 de Los cursos psicoanalíticos de J.-A. Miller de la orientación lacaniana publicado en castellano, en el contexto político en que se desarrolló. Este articula dos tesis de Miller: la primera se deduce del texto que acompaña el anuncio del curso. En palabras de Miller "El inconsciente no es otra cosa que interpretación. La interpretación analítica viene en segundo lugar, se funda en la interpretación del inconsciente…Es necesario fundar una práctica donde la interpretación analítica funcione a contrapelo del inconsciente". La segunda, la que Miller anunciaba como "la muerte, el ocaso de la interpretación". De modo que, M. Wons señaló, nos encontramos con un curso profundamente concernido con lo que constituye la práctica analítica. Que se propone un debate sobre la interpretación. Un debate siempre vigente.

De allí surgió la invitación a nuestras colegas, para compartir su opinión sobre cuál ha sido la enseñanza central de este curso, y qué efectos ha tenido en su práctica.

S. Baudini –quien realizó la traducción– situó como principal enseñanza de este curso, que abre a la última enseñanza de Lacan, "la primacía del goce sobre el significante", "Un pasaje del goce tomado en la negatividad de la castración a un goce positivizado, opaco y goce del cuerpo". Este curso "con un trabajo en filigrana, va poniendo el acento sobre lo que de las palabras toca el cuerpo y lo hace vibrar", para preguntarse, "¿qué interpretación que alcance algo de ese goce siempre positivo?". El curso desarrollará esa metapsicología de la interpretación, de La fuga del sentido a la inexistencia del Otro. Del mismo modo respecto del síntoma: de ser tratado como mensaje a ser un acontecimiento de cuerpo. Un caso mostró "cómo el analista presta cuerpo en el acto", como un modo de ubicar la estrategia transferencial que vivifique el cuerpo. Para concluir subrayando que la interpretación que conviene al real del siglo XXI es aquella que considere al goce como acontecimiento de cuerpo, "que posibilita tener un cuerpo. O sea sinthomatizarse".

G. Musachi –quien escribió la contratapa del libro– nos recordó una conversación sobre la comunidad durante el mismo año del curso La fuga del sentido, donde Miller describió dos facetas de una comunidad, una muy divertida y otra no tanto: "la que se complace en el ronroneo. El abuso de la cita, la ortodoxia, el conformismo neolacaniano…". Al mismo tiempo distinguió dos modos de interpretación: la que se dirige a la comunidad analítica –tal como Miller lo hace con el propio curso– que son de corto alcance, "donde todo vuelve siempre al mismo lugar"; y en el dispositivo analítico, "donde la interpretación tiene un efecto de más largo alcance". "Y esto sucede y se deduce del no hay relación sexual". En esa dirección nos condujo a la lectura de la Teoría de la tontería, de J.-C. Milner, ya que es la tontería la que hace cuerpo social. Siguiendo a Milner, destacó dos valores del sujeto de ser tonto ligados a la clínica: el imbécil, instalado en el universal, y la idiota, tachando el universal. Así recreó el teatro de los sexos. De lo que se deduce que no hay posibilidad de formar comunidad y no hay salidas colectivas a la tontería. "La salida menos tonta que procura el discurso analítico es que cada uno encuentre su salida… según supo arreglar sus cuentas con la castración", concluyó.

Para S. Tendlarz –responsable del establecimiento del texto– este curso marca un giro fundamental en la enseñanza de Miller, pues como él mismo lo dice, se ubica más cerca de la última enseñanza de Lacan. Desde allí reexamina el tema de la interpretación, pues "ya no se trata de cómo situar la sustitución de sentidos sino de hacer vibrar el goce". La introducción del concepto de inconsciente-intérprete introduce un impasse que implica desplazar el lugar de la interpretación. "¿Cuál es la interpretación que debe incluirse en este contexto, cómo se pone un límite a este gozar del inconsciente?", se pregunta S. Tendlarz. Las respuestas a estos problemas serán abordados en el curso Sutilezas analíticas, y Tendlarz propone leerlos juntos, pues permiten una orientación renovada del tema de la interpretación. Por otra parte, subraya la importancia de la lectura de La fuga del sentido, sobre todo las clases sobre el autismo de goce,para no confundir "el autismo de goce de todo parlêtre con el autismo como funcionamiento subjetivo".

La noche continuó con un nutrido intercambio y una entusiasta participación de los colegas presentes. Tuvo destellos clínicos, iluminaciones teóricas, intensos intercambios, y puso en tensión diversas posiciones que hicieron de la velada un verdadero momento de elaboración y producción de saber en la Escuela. ¡Y por supuesto tuvo también el tan esperado brindis! La muestra que la presentación de un libro siempre es ocasión para celebrar.

* Traducción: Silvia Baudini
Establecimiento del texto: Silvia Tendlarz


Volver a la Noche: Primera noche de Biblioteca
 


Buscar eventos
Área
Tema
Fecha
Buscar