APP EOL para móvilesAPP EOL para iOSAPP EOL para Android
La Escuela
Escuela de la Orientación Lacaniana

Judith, inventora de redes
Rosalba Zaidel (Barcelona)

El 7 de diciembre pasado nos dejó Judith Miller después de un período en el que solamente la enfermedad la apartó de su incansable labor destinada a superar fronteras, tanto físicas, territoriales, como del conocimiento, para lo que su padre, Jacques Lacan, llamó la reconquista del campo freudiano. A este fin fue creada, junto a su esposo Jacques-Alain Miller, la Fundación del Campo Freudiano, que es el instrumento que impulsó la creación de las siete Escuelas de la Asociación Mundial del Psicoanálisis. Este impulso estuvo abonado por el trabajo personal, muy atento de Judith, siempre dispuesta a brindar la posibilidad a cada persona, más allá de su juventud o veteranía, su bisoñez o sus títulos, de contribuir a este edificio.

Así, pudimos, todos aquellos que no conocimos a su padre, pero que lo leíamos, tener el primer contacto con él en Caracas y, a partir de 1980, contar con unas redes ⎯mucho antes de que existieran las sociales⎯ que Judith, especialmente, ayudó a crear: se trataba de grupos de estudio, bibliotecas, seminarios y publicaciones, en países lejanos y con frecuencia en condiciones precarias, como Cuba, Colombia, Nicaragua, Polonia, Eslovenia, Ucrania, China., atendiendo siempre de manera, a la vez, comprensiva y exigente, a los efectos de la circulación del nombre de Lacan en el discurso universal.

A lo largo de estas semanas el digital Lacan Quotidien publica obituarios en los que nuestros colegas franceses, pero también de otras Escuelas, nos obsequian con sus recuerdos. Marta Serra ayer mismo me proporcionó uno muy especial, que transcribo:

"En su última intervención pública en el XI Congreso de la AMP de 2014, bajo el título Un real para el siglo XXI, Judith dijo: 'El tema del congreso exige que ponga mi reloj en hora y me resulta difícil contribuir a ello'. Ese día estando ya lúcidamente confrontada al real de la enfermedad sin remedio, nos dio el ejemplo, en acto, de su elección vital".

Ahora Judith estará presente en las numerosas iniciativas que se fueron materializando, a lo largo de 35 años, en eventos y redes del psicoanálisis aplicado en lo que J. Lacan llamó "recensión del campo freudiano": los encuentros PIPOL, la Federación Internacional de Bibliotecas, los Foros por la batalla del autismo, el CEREDA, la Diagonal Hispanohablante, la revista Colofón. verdaderas obras que permanecerán siempre en nuestra memoria.