APP EOL para móvilesAPP EOL para iOSAPP EOL para Android
La Escuela
Escuela de la Orientación Lacaniana

¡El efecto Judith , Judith Miller!
Sylvie Cassin

Fue en Grenoble, durante la Jornada del CEREDA sobre "El niño y sus objetos" donde, tras mi intervención, Judith Miller me lanzó: "¡Venga a darse a conocer!" y me invitó a comer con ella y su equipo.

Me acuerdo de su poderosa y atenta mirada turquesa, de su escucha, que me ha llevado a hablar de mi dificultad para mantener, en mi trabajo en institución, el discurso psicoanalítico de orientación lacaniana. Intentaban encerrarlo metiéndonos, a él y a mí en el armario. Apenas terminado este relato, escuché esta frase de Judith Miller: "¡Vamos a ayudarte!" que resuena todavía hoy. Ahí fue cuando, con su apoyo y la ayuda de Georges Haberberg, esta historia se hizo oír alto y fuerte en la radio, transmitida por France-Culture y su emisión "Los pies en la tierra".

Es lo que yo llamo: ¡El efecto Judith! Puesto que con ella no se trataba de que ese discurso se prohibiera y que cualquiera se viera reducido al silencio. Así que ese intento de acallar la palabra fracasó. Este acto político tuvo por consecuencia el cambio de los responsables de la institución, mientras que el discurso analítico reencontraba su lugar.

Hoy en día esta orientación lacaniana continúa funcionando. Libera al niño de su lugar de síntoma de la pareja parental y permite a los equipos profesionales de la primera infancia orientarse en su trabajo.

Gracias a usted, Judith Miller.

 
Traducción, Fe Lacruz