APP EOL para móvilesAPP EOL para iOSAPP EOL para Android
Textos presentados
Comisión de Garantía

La tensión AE-AME
Por Gabriela Dargenton

El trabajo de la comisión
Es para mí la primera vez que integro esta Comisión de la Escuela, de modo que hago público mi sincero agradecimiento, primero a las instancias concernidas que me confiaron esta tarea. Pero también quiero poner en valor la calidad del trabajo que vamos realizando hasta ahora, la intensidad de nuestras reuniones y el esfuerzo argumentativo que intentamos cada vez que esté por encima de cualquier otra referencia. Se trata mas bien, entonces, de hacer un esfuerzo lógico lo más despojados posible del efecto Imaginario.

Para ello es necesario hacer legible en cada uno de los psicoanalistas propuestos para nombrar, los ribetes sobresalientes de la historia del trayecto analítico de cada uno. Subrayo el cada uno, porque sin ningún estándar –como nuestra ética lo soporta– los ribetes de la enunciación de cada uno de los analistas propuestos, lo que cada uno hizo con su autorización como psicoanalista es incomparable respecto del otro que se propone. Es interesante pensarlo así porque el mismo argumento puede no tener ningún alcance para sopesar la cualidad analítica del otro. La Escuela puede hablar así, una lengua ética que pasa a la política de la Orientación Lacaniana, separándose de la mera "lista de notables" –herencia de IPA–.

Lo heterogéneo del paisaje de la Escuela es considerado en su enclave al campo social, tanto como en su relación a la Escuela con la incidencia que el dinamismo del Campo Freudiano imprime a las Escuelas de la AMP. Un tiempo de lectura de informes, artículos, trabajo de comisiones anteriores y capítulos de seminarios precedió y tramó nuestra conversación.

AE-AME
Me preguntaba ¿qué garantiza la garantía? En esa vía es que encontraba posible indagar cómo convive en el AME, el AE es decir qué existencia tiene éste en aquél. Esto más allá de que no lo haya buscado ni recibido al título de AE.

La palabra "tensión" está usada aquí como sinónimo de relación, también de los espacios discursivos diferentes que inaugura cada uno de estos títulos que la Escuela da.

Hay diferentes aristas por las que se puede mirar la disparidad que ambas nominaciones tienen como efecto tanto en el analista, como en la comunidad. Por ejemplo, el hecho de haber querido ser… y dirigirse a pedir; respecto de ser reconocido por el Otro, produce consecuencias en el colectivo muy distintas; el hecho del tiempo del título, perenne en el AME y, acotado, en el AE tiene efectos también; el lugar del saber en uno y en otro a partir de lo que llaman "trayectoria", etcétera. Pero este aspecto lo dejo porque abre también a los efectos de la garantía en la lógica colectiva.

Me parecía mas interesante -para nuestro debate- pensar en cambio en la incidencia que tiene el analizado en el psicoanalista "que dio pruebas de su capacidad (y) en efecto no puedo negar que funcionas como analista". Es otra manera de decir, cómo relevar algo de la relación que mantiene con su Inconsciente. En este sentido, se trataría de captar cómo se vincula con lo Real en juego en la formación del analista- que, sabemos produce su desmentida sistemática. Así, relevarlo no constituye una simple lista de datos, sino constatar efectos que implicaron consecuencias reales a su alrededor: ¿qué crece alrededor de él? ¿Cómo ha hecho para pasar a otros ese discurso del que somos agentes?

Creo que pensado así, se hace posible que una inconsistencia conmueva lo que tiende a consistir en nombre de la tradición, de la pura jerarquía o de nombres del padre congelados.

En una época donde la regulación del sufrimiento humano es la norma y la cifra es la hegemonía de todo discurso, hace falta jugar la partida sin que "la amnesia del acto" nos gane.