APP EOL para móvilesAPP EOL para iOSAPP EOL para Android
NOCHES EN LA ESCUELA
Directorio
 

23 de Agosto de 2018 | 20:00 hs.
Noches de la Orientación Lacaniana. Un esfuerzo de poesía.
La grieta del goce

Reseña de Claudia Zampaglione

Reseña de la tercera Noche de la Orientación Lacaniana de 2018

Un esfuerzo de poesía

"La grieta del goce"
El 23 de agosto se llevó a cabo la tercera Noche del Directorio en la que participaron como invitados Fabián Naparstek, Paula Husni y Karina Castro; la coordinación estuvo a cargo de Leticia Acevedo. Esta vez el puntapié de la conversación se centró en lo que Miller en su curso ubica como "la grieta (béance) del goce".

Karina Castro, en su trabajo "Intrusus", subraya el esfuerzo primero de poesía al que Miller se refiere como una elección forzada: nuestra clínica será irónica fundada en la inexistencia del Otro. Poner como título al último capítulo "Del Padre a la Mujer", ya es un esfuerzo de poesía, una interpretación como antídoto al opio de todos los sentidos, perfora la metáfora paterna hasta alcanzar el deseo de la madre y el goce suplementario de una mujer. Ubica al padre como defensa y revela una grieta intrínseca en el goce que no depende de ninguna prohibición. Si la neurosis está caracterizada como carente de ironía es por pecar de creer excesivamente en el significante, del lado de la religión.

Lacan insta a los analistas a hacer un esfuerzo, sin prometer ser desembarazados de su síntoma. Por el contrario, el psicoanalista allí donde es llamado está como síntoma y como todo síntoma se curará a fuerza de ahogarlo en el sentido.

Paula Husni en su texto "Disparidad poética", articuló las coordenadas la grieta del goce y el esfuerzo de poesía. Desarrolló cuatro puntos, de los cuales destaco tres:

-La vía de la poesía: el poema hace uso de la materialidad sonora de lalengua, la resonancia de un decir que trasciende el sentido. Un decir menos tonto, efecto de agujero, acota el goce por la resonancia en el cuerpo. Hace uso del significante con fines de goce, distinguiéndolo del uso con fines de identificación, y propone la ironía como una poesía posible.

-La grieta del goce y su extimidad. El goce mismo encarna una grieta. Goce éxtimo que sanciona la presencia del objeto en el cuerpo. La no relación sexual introduce al mismo tiempo una disyunción con el goce del Otro que produce odio, es el odio al propio goce.

-La grieta, un vacío. Miller dice que "…el tao del psicoanalista, es lograr sostenerse en su lugar. Allí donde hubo ruptura, allí donde hubo fractura (grieta) allí donde la letra inscribió el litoral, el borde de todo saber posible, se puede hacer surgir un vacío medio actuante, una posibilidad de mantener junto lo que no se mantiene junto¨. Lacan se dirige a la poesía china para dar lugar a un vacío que no se parapeta en la palabra plena de sentido. No hay relación sexual, hay goce y puede haber –o no- poesía.

Fabián Naparstek tituló su trabajo "La grieta del goce", presentó dos puntos:

-Esfuerzo de poesía: un sintagma que destaca Miller para tratar el constante problema del significante y el goce. Al final de El lugar y el lazo relativiza la primacía lógica, la formalización y los nudos en la práctica psicoanalítica; subraya el matiz de esfuerzo y compara ironía y poesía.

En El ultimísimo Lacan vuelve sobre la poesía con énfasis, habla del modelo poético de la interpretación. Da un paso más: el analizante habla, hace poesía, el analista corta. Queda una x que es la poesía que establece una relación directa del significante con el cuerpo, es el eco del decir en el cuerpo. Entonces, ni gramática ni lógica, poesía.

En El partenaire-síntoma habla de un esfuerzo de poesía para no suicidarse, es decir, poesía o muerte. La poesía tiene fines de goce, se refiere a la vida. Propone hacer de cada sesión analítica un esfuerzo de poesía. No es que los analistas seamos poetas. La poesía es una manera de despertar el muerto, es una manera de hacerle un envés a la época.

-El agujero del goce: grieta no es el mejor término, sí hiancia o agujero. La grieta tiene un aspecto longitudinal. Pone el énfasis en el agujero en tanto el aspecto real de la grieta, en lugar de lo que queda de un lado y del otro de la grieta.

El occidentado es el que interpreta el agujero del trauma occidentalmente, es decir, con el padre, es una manera de cocción del goce crudo. Lacan profiere un aullido a los analistas: ¡No más hijos del padre! Todos somos hijos del síntoma.


Volver a la Noche: Noches de la Orientación Lacaniana. Un esfuerzo de poesía.
 


Buscar eventos
Área
Tema
Fecha
Buscar