APP EOL para móvilesAPP EOL para iOSAPP EOL para Android
NOCHES EN LA ESCUELA
Biblioteca
 

31 de Julio de 2013 | 21:00 hs.
Segunda Noche de Biblioteca
Presentación de los cursos psicoanalíticos de Jacques-Alain Miller: El lugar y el lazo

Reseña de Mónica Gurevicz

Reseña Segunda Noche de Biblioteca

Mónica Wons abrió la noche destacando que el curso El lugar y el lazo, el número trece de Los cursos psicoanalíticos de J.-A Miller de la orientación lacanianapublicado en castellano, coincide con el inicio de un nuevo siglo, y ésta impronta está presente en él, una serie de axiomas nos recuerdan cuál es "el partenaire-mundo" del psicoanálisis hoy, sin olvidar que el partenaire del analista sigue siendo el psicoanálisis porque, "si un analista no juega la partida con el partenaire-psicoanálisis, no hay psicoanálisis", según nos indica Miller.

El lugar y el lazo parte precisamente del "grado cero del lazo", de la no relación entre imaginario, simbólico y real, para colocar en el corazón de la experiencia analítica lo que "diferencia al psicoanálisis de la psicoterapia, que consiste en una elaboración del psicoanálisis en cuanto fuera-de-sentido", y "el nombre positivo del fuera-de-sentido es lo real".

Los invitados fueron convocados para transmitirnos según su opinión, la enseñanza fundamental que destacan de este curso.

Marita Salgado destacó, a partir de la imagen de la portada del libro, el único dibujo de lo que podría ser el nudo, "un vestido que indica un lazo", ya que nos recuerda, Miller no lo dibuja, sosteniendo una posición ética al respecto. El curso se abre al siglo XXI y sostiene la pregunta acerca de qué real para el siglo que comienza, en una época que intenta "ridiculizar lo real", siendo sin embargo, "este mundo el que le dice sí al psicoanálisis". Subrayó una pregunta de Miller: "¿cómo puede el psicoanalista marcar la diferencia en un mundo que no lo rechaza […] que lo acoge interpretándolo y que lo interpreta en el sentido del individualismo, del estilo de vida, del semblante?". Destacó que Miller sitúa que el real del que se trata –un real fuera de sentido– es el real puro y simple, del orden de lo dado, en bruto, pegado a la experiencia. "La consecuencia de la última enseñanza no es en absoluto un esfuerzo porque dibujemos los nudos –dice Miller– sino que configura de otro modo los conceptos fundamentales", como el de inconsciente, por ejemplo, que se trastoca hacia el detalle del dato inmediato, un real dado, en bruto. Salgado finalizó con una interesante referencia a Bergson y Husserl, cerrando su intervención con un poema de Fernando Pessoa –poeta que supo hacer con los datos inmediatos–.

Ricardo Nepomiachi–quien escribió la contratapa del curso– nos transmitió una lectura orientada por el trípode: política, clínica y episteme. En relación a la política planteó que si Miller retoma la distinción entre psicoanálisis (puro y aplicado) y psicoterapia, es porque se hace necesario "asumir una ética que sea conforme a la radicalidad del discurso analítico y que dé razón a su presencia, a la existencia del psicoanálisis en el mundo, un mundo que tiende a absorberlo, que ridiculiza lo real". En relación a la clínica, retomó de la intervención deFrançois Leguil a propósito de la angustia, las consecuencias de la afirmación "la angustia ya no es para nadie el índice de lo real". En su lugar está "la depresión generalizada", "la depresión viene a nombrar el malestar en la época de los efectos del discurso de la ciencia. Se medicaliza la tristeza. Un signo de los tiempos que aspira, decididamente, a enmudecer el síntoma". Por último, en relación con la cuestión epistémica, destacó que nombrar "la última enseñanza de Lacan", como lo hace Miller en este curso, implica un corte. "El eje es preferir lo real", para que "el nombre sinthome –que se constituye en el punto de llegada de la clínica de Lacan– sea la respuesta estrictamente psicoanalítica a la época de la decadencia de la clínica, sostenida en la noción de depresión".

Graciela Brodsky –responsable del establecimiento del texto– desplegó de qué se trata establecer el texto. Desde tomar la decisión sobre el sentido, cuando no hay un original, cuando no hay un texto, decidir los títulos de cada clase, elegir la tapa. Pero se centró en un aspecto fundamental del establecimiento que es la decisión del momento en que se publica un curso. El lugar y el lazo es un curso del 2000-2001 y se publicó en el 2013. "¿Por qué elegir un momento y no otro para publicar un curso de Miller?". "Porque para muchos que conocíamos el contenido del curso en detalle, el curso era una bomba de tiempo". Porque Miller dice allí: "el pase no existe" y es la primera vez que presenta la diferenciación entre el pase del 67 y el pase del 76. Brodskynos describió las consecuencias que tuvo la interpretación de dichas clases, especialmente en la comunidad francesa, oyentes directos de dicho curso: una deflación del pase, y finalmente la suspensión del procedimiento. Recordando también los coletazos de dicha crisis en nuestra Escuela. La decisión de "publicarlo ahora es porque el pase está floreciente […] porque el pase sigue vigente". Este curso abrió una nueva época en la orientación lacaniana –destacó– la práctica del pase que hoy conocemos. "Quizás todavía no tengamos noción de la novedad que este curso implica porque estamos de pleno, metidos, en las consecuencias de esta nueva época".

Una numerosa concurrencia acompañó la presentación, en una noche plena de enseñanzas epistémicas, clínicas y políticas. Fue una velada de viva transmisión, que culminó con el clásico brindis, porque la presentación de un libro siempre es una ocasión para celebrar.

Notas
1. Traducción: Gerardo Arenas. Establecimiento del texto: Graciela Brodsky.


Volver a la Noche: Segunda Noche de Biblioteca
 


Buscar eventos
Área
Tema
Fecha
Buscar