APP EOL para móvilesAPP EOL para iOSAPP EOL para Android
NOCHES EN LA ESCUELA
Directorio
 

15 de Mayo de 2013 | 21:00 hs.
Primera Noche del Directorio


Reseña de Mónica Gurevicz
Silvia Bermudez

Reseña primera Noche del Directorio 15 de mayo 2013

El Directorio, para esta primera Noche del Directorio del 2013, decidió convocar a la Escuela a trabajar alrededor de una pregunta que se articula a la serie que ya se ha venido trabajando: ¿qué podemos decir del acto del analista y la interpretación a la luz de la última enseñanza de Lacan? Si lo real implica la exclusión del sentido. ¿Cómo resituar la interpretación? ¿Qué entendemos por perturbar la defensa? ¿Qué consecuencias tiene esta conceptualización de lo no interpretable en la práctica de la interpretación? ¿Cómo opera el analista para forzar el goce del Uno y modificarlo?

La Noche estuvo coordinada por Irene Kuperwajs y sus invitados fueron Débora Nitzcaner, Daniela Fernández y Ricardo Nepomiachi.

Irene Kuperwajs abrió la mesa con una pregunta ¿Perturbar la defensa es interpretar? Recordando la intervención de Jacques Alain Miller en el último Congreso de la AMP convocando al próximo Congreso y que fuera trabajada también en la primera Noche del Comité de Acción: "En el siglo XXI se trata de explorar otra dimensión, la de la defensa contra lo real sin ley y sin sentido".

Débora Nitzcaner tituló a su intervención: "Arreglárselas con un real", señalando un decir de Miller en el curso Vida de Lacan, "Un acto es aquello que en una vida toma valor de real y respecto del cual la realidad se recompone y se ordena". Pensar que el efecto del acto del analista pueda ser calificado de perturbar la defensa, como perturbación a lo real, invita a reflexionar sobre el compromiso de la pulsión. Proponiendo tres tiempos de elaboración: 1) La defensa con la pulsión. Tomando como referencia el movimiento de Freud entre Neuropsicosis de defensa e Inhibición, Síntoma y Angustia. 2) La defensa contra la pulsión. Señalando que cuando la pulsión es el corazón del ser hablante lo que se demuestra es que la palabra trabaja para el goce. Así Lacan encuentra en la interpretación un problema, ya que ella genera la repetición de un goce que hace infecunda la posibilidad interpretativa, entonces avanza del decir al goce, cuestión que plantea al goce como lo propio del síntoma. 3) Lo ininterpretable: presentando un caso de su práctica.

Daniela Fernández tituló su intervención "Demostración de lo irremediable" y se sirvió de una entrevista realizada por Judith Miller a Rosine Lefort, discípula y analizante de Lacan, realizada en el año 1988- que será publicada en la próxima revista Lacaniana- . Señalando tres puntos fundamentales que emergen de su lectura.

1) El desecho irremediable. Estado inicial del análisis, se presenta bajo la forma de "soy un desecho irremediable". Por el otro lado el estado terminal, donde esto se transforma en "herramienta y germen de su trabajo en tanto analista". En el medio, la presencia del analista: Lacan. Aquello que al comienzo alimentaba la queja de la analizante, se salda en el estado terminal por una satisfacción pulsional con la que el parlêtre parece haberse reconciliado, trazándose de este modo un camino que va del síntoma al sinthome. Resulta entonces un saldo de saber del cual Rosine dispone, ya no un saber en el sentido de lo simbólico, sino un saber hacer, con eso que al comienzo la hacía sufrir.

2) La lucha de Lacan. Frente al silencio durante 8 meses sin que Rosine dijese una palabra, Lacan mantuvo siempre "la presión" que producirá este efecto, "toqué eso que yo nunca había articulado verdaderamente, sino solamente como eco, la otra cara de todas las palabras de mis padres, que me habían matado".-

3) El pase de Rosine: señalando que ella está en el pase. "Cuando estoy en el pase, sé que puedo hablar. A veces, siento que no estoy donde debo estar, entonces rectifico, me digo que me quedé dormida, retomo las riendas y parto otra vez".-

Ricardo Nepomiachi nos propone un recorrido por los puntos que considera lo llevan a J.-A. Miller a plantear en el Curso La Experiencia de lo Real, la cuestión de perturbar la defensa. Operándose una sustitución, un desplazamiento de la orientación por lo simbólico a una orientación por lo real, y que le permite sustituir el término interpretación, congruente con lo reprimido. En 1988, en el 5° Encuentro Internacional del Campo Freudiano, La clínica diferencial de la psicosis, se planteaba una Clínica universal del delirio para sostener que todos nuestros discursos son defensa frente a lo real.

También en 1988, en Inconsciente y Acto, se preguntaba cuál es la práctica analítica conforme con el acto, pues el inconsciente anudado a la interpretación es lo contrario del acto. En 1994-1995 el curso inédito Silet, nos planteaba cómo el modo de gozar impone un límite a la práctica analítica, y se preguntaba qué es lo que la palabra puede cambiar del modo de goce de un sujeto. Luego vendrá, Adiós al significante, la interpretación al revés, el inconsciente intérprete, donde ya es el inconsciente el que interpreta y la interpretación del analista va a contracorriente de dicha interpretación. Señalando que perturbar la defensa es una operación a encarnar por el analista, para desprenderse de los espejismos de la verdad, de la fascinación no solo de la palabra analizante sino de su propia palabra.-

Seguidamente María Laura Errecarte y Paula Szabo, como "animadoras" de la Noche realizaron una serie de señalamientos y preguntas ¿cómo demostrar lo irremediable? ¿perturbar la defensa es un modo de intervención en cualquier momento del análisis?.- A estas preguntas se sumaron otras sobre la presencia del analista, el analista que encarna el traumatismo, la relación del carácter y la defensa, las distintas modalidades de la defensa. Daniel Millas inscribió las Noches del Directorio como parte del trabajo de las próximas Jornadas de la EOL: Encrucijadas del análisis: una cita con lo real.


Volver a la Noche: Primera Noche del Directorio
 


Buscar eventos
Área
Tema
Fecha
Buscar