APP EOL para móvilesAPP EOL para iOSAPP EOL para Android
NOCHES EN LA ESCUELA
Biblioteca
 

19 de Septiembre de 2012 | 21:00 hs.
Segunda Noche de Biblioteca
Presentacin de la publicacin en castellano de El Seminario 19 ... o peor y de Hablo a las paredes de Jacques Lacan

Reseña de Catalina Bordn
Jazmn Torregiani

Resea de la noche

Presentacin: Gerardo Arenas, Silvia Ons y Mnica Torres
Coordinacin: Mnica Wons

En esta Segunda Noche de Biblioteca, M. Wons abri la presentacin subrayando la resonancia entre ambas publicaciones, donde Hablo a las paredes de alguna manera "completa" o peor. Al mismo tiempo seala cmo estos textos se entraman de un modo tal que se va armando una lgica, que debemos a la orientacin que imprime J.- A Miller en el establecimiento de los textos de Lacan. Una lgica, una escansin en el pensamiento de Lacan, la inscripcin de un momento crucial en su enseanza. Momento de impasse que se puede leer en las palabras de J.- A. Miller en la contratapa deo peor: "Aqu comienza la ltima enseanza de Lacan. All reside lo que les enseo, y sin embargo todo es nuevo, renovado, patas arriba". De all que los invitados fueran convocados para transmitirnos, segn su opinin, el punto de inflexin, la enseanza fundamental, que hace de estos textos un hito en la enseanza de Lacan.

G. Arenas nos propuso el desafo de hablar de estos dos textos de modo tal que puedan ser de utilidad para la Escuela en perspectiva con nuestras prximas Jornadas Anuales, para dilucidar algo ms sobre las an oscuras nociones de singularidad y de clase. En su comentario destac la importancia que Lacan otorga a la relacin del psicoanlisis con la lgica, que aqu define como "el arte de producir una necesidad de discurso", mostrando en acto cmo produce esa necesidad en los dos sentidos que en este Seminario otorga al trmino producir: "Lacan prueba que lo que l produce era antes inexistente, y se toma el trabajo de hacerlo, tal como lo hace cada analizante en virtud de la repeticin sintomtica". G. Arenas ubica que mediante esta elaboracin exhaustiva, Lacan demuestra la necesidad de distinguir entre s varios Unos: al menos uno, uno en ms, el Uno del individuo, el Uno de la clase, el Uno de lo singular, tambin el Uno real de la serie numrica, el Uno imaginario, el falso Uno de Eros, y una larga lista de Unos. Para proponer, finalmente, la necesidad de preguntarnos, cada vez que leamos o escuchemos hablar del Uno: De qu Uno se trata?

En continuidad, S. Ons nos invit a recorrer los distintos lugares del Uno en este Seminario, aclarndonos que no podemos confundir este Uno como un "Uno cerrado, autoertico, hipostasiado y separado de la dimensin temporal".Nos sita, junto con Lacan, en el Parmnides de Platn, del cual Lacan se sirve para demostrar que el Uno lacaniano no es el Uno del ser: "Hay Uno no dice que el Uno sea. Hay Uno dice de su existencia". Acentuando entonces no su esencialidad sino su unicidad.
Entonces, nos seala S. Ons, existe el Uno en las frmulas de la sexuacin como excepcin, el Uno de Cantor y Frege, el Uno a partir de los cuales pueden funcionar los otros, el Uno de la repeticin Para finalmente, extraer lo nuevo de ste Seminario: "el Uno que no hace relacin con el Otro". Aclarndonos que si bien en este Seminario el Otro cambia de estatuto, no desaparece, se trata del Otro como vaco, en consonancia con el seminario siguiente, donde "el Otro es el Otro sexo". Por lo tanto, si el Otro no existe a nivel de la relacin no quiere decir que no sea. Concluyendo: "El Uno existe pero no es. El Otro no existe pero es".

Por su parte, M. Torres evoc un trabajo de investigacin que se centraba en este Seminario, y lo que por entonces conformaba El saber del psicoanalista, junto con Aun, Los no incautos yerran y El atolondradicho, toda una referencia de un momento de la enseanza de Lacan. Que constituyen una lgica, la del "argumento sexuado". Y aqu, en este Seminario, junto con Hablo a las paredes, "se trata del discurso lgico, de la invencin de una nueva lgica que convenga a la sexuacin". Porque "no hay relacin sexual, o peor", porque "hombres y mujeres: eso es real", porque "no hay modo de bien-decir la relacin entre el hombre y la mujer". Se trata de "dos medio-decires que no se recubren", de all la necesidad de inventar una nueva lgica para escribir el no-todo estructural. "Esto va del argumento flico a un decir no-todo del sexo".Retomando el poema de Antoine Tundal, entre el hombre y la mujer est lamour, que resuena l (a) mur, es decir, entre el hombre y la mujer hay un muro, "siempre se pone en juego la castracin".
Para concluir, M. Torres nos record otro bello poema de Apollinaire, que nos evoca a M. Duras, y con ellos, al "uno que no accede al dos".

Recorriendo lo que hemos dado en llamar "Lacan x dos", hemos entrado y salido como por un laberinto, conducidos por la erudicin de los invitados, a travs del psicoanlisis, pero tambin por la lgica, las matemticas, la filosofa. Y como sealadores de un libro, esta presentacin abri paso a lo nuevo, a las marcas que tanto o peor, como Hablo a las paredes, nos dejan con su lectura. Esta presentacin mereci un brindis. Y as fue!

*Traduccin: Gerardo Arenas
Revisin: Graciela Brodsky

**Traduccin: Dora Saroka
Revisin: Graciela Brodsky


Volver a la Noche: Segunda Noche de Biblioteca
 


Buscar eventos
Área
Tema
Fecha
Buscar